Las Voces Arcanas

0-El Loco

Lo que dice:

Me llaman el El Loco, pero yo no estoy Loco, quizá me despisto un poco, a veces, caigo en profundas ensoñaciones, hablo solo y me río, y bailo con las sombras, a veces me consume una profunda melancolía, pero estoy más cuerdo que la mayoría, he visto muchas cosas en mi transitar, creo que entiendo muy bien la conducta humana. Me han llamado inadaptado y en realidad no paro de adaptarme, a lugares, situaciones muy diversas, de extrema pobreza, a veces paso días sin comer, o puedo vivir en la opulencia del palacio al que me invitan para que les entretenga con mis bromas y mis juegos y mis cuentos. A veces me siento usado como un comodín, algo que puedes poner allí o allá según tu conveniencia, y lo cierto es que no me importa. Estoy hecho a todo.

¿Ven ese perro que me sigue a todas partes? Por él he conocido el amor, él nunca espera nada de mí, no le importa si tengo dinero, o si me hago mayor, o si dormimos en un establo, o al raso. Él es mi amigo y por eso nunca estoy realmente solo.

No tengo miedo después de que me robaron lo poco que tenía unas cuantas veces, y he andado en calzoncillos mendigando y hasta remendar unos harapos y volver a los caminos. Mis amados caminos. Después de que he visto borrachos dándose golpes en las cantinas y en callejones de mala muerte por nada, unas monedas o un trago de vino barato. Una vez vi un hombre desangrándose en suelo, cosido a puñaladas, por meterse en la cama equivocada. Estúpidas muertes que te ennegrecen el alma. Huyo de las guerras y de las peleas cuando me topo con ellas, no está en mi carácter el ser combativo. Ante que las ciudades prefiero los caminos. Los he recorrido de noche y de día, a pleno sol y bajo la tormenta, y os digo que lo que más valoro en este mundo es la libertad de ir cada día a donde me dé la gana. No le temo a los lobos ni a los que asaltan a los viajeros, cualquier cosa que puedan robarme la recupero con arte en una mañana. Las estrellas me guían y me levanto a la hora que quiero. ¿Qué más se puede pedir? En cierto modo, soy el Rey del Mundo.

Lo que calla:

A veces me siento solo, a pesar de este magnifico compañero canino. He desarrollado adicciones y he malvivido. Tuve oportunidades de asentarme y formar una familia, o un negocio, pero hui, me aterrorizan las consecuencias del sedentarismo. En ocasiones puedo sentirme muy confuso y desorientado y necesito anestesiarme con drogas, o el juego, o pasatiempos vanos. A veces pienso demasiado.